Highlights

Locomoción de un imán que flota en la superficie de una delgada capa de electrolito. El movimiento del imán se produce por la interacción entre su propio campo magnético y una corriente directa. Cuando su velocidad es suficientemente alta, la cauda generada se asemeja a la calle de vórtices de Von Karman.

Consideremos un collar T de n perlas (esferas) anudado en el espacio. En cada esfera tenemos definida una inversión; esto nos permite considerar el grupo generado por las inversiones G, que actúa en el collar T. Notemos que al invertir con respecto a una perla, una imagen espejo de su complemento es enviada a su interior; por lo que al invertir con respecto a las n perlas de T obtenemos un nuevo collar de perlas T1 contenido en T. Observemos que T1 es mas “complicado” que T, si continuamos este proceso al infinito obtenemos un nudo salvaje que es el conjunto límite del grupo G.

Vista meridional de la velocidad azimutal del flujo producido por la interacción entre un campo magnético dipolar y una corriente radial en un arreglo de esferas concéntricas.

Interesting Links